A menudo vemos personas deambular por las calles con un caminar propio de alguien en estado de embriaguez o desvariando. No siempre esto significa que la persona este bajo los efectos del alcohol.

Hoy en día se está tratando de dar a conocer más sobre las enfermedades neurodegenerativas, estas afectan a un grupo de personas que comúnmente no superan la cuarta parte de la población por cada país, pero suponen un gran impacto tanto para los que la padecen como para sus familiares debido a que la mayoría de las personas desconocen los síntomas de estas enfermedades, causando un aislamiento para aquel que lo sufre pues es juzgado. También causan un gran impacto económico en el seno familiar dado que las personas que lo padecen deben estar bajo cuidados especiales o con aparatos diseñados especialmente para ellos con la finalidad de mantenerlo de la manera más cómoda posible que lo permita dicha enfermedad.

cromosomas

Las enfermedades neurodegenerativas son aquellas que afectan las diferentes actividades que realizamos a menudo y de manera inconsciente, afectan la memoria, el equilibrio, hablar y en algunos casos hasta la respiración, algunas de ellas comprenden un componente genético claro esta pueden darse por diferentes causas tales como tumores, el uso de drogas, el alcoholismo mientras muchas otras aún se desconoce que las causa. En la actualidad la mayoría de estas enfermedades tienen únicamente tratamientos paliativos los cuales simplemente alivian el dolor y ayudar a la movilidad del paciente, entre ellas puede estar el Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Lateral Amiotrófica, entre otras.

Este panorama es algo aterrador para todas aquellas personas que se enfrentan a una enfermedad de este tipo tal es el caso de la enfermedad de Huntington o mal de San Vito, la cual es hereditaria, es decir se nace con ella, esta enfermedad causa un desgaste en las  neuronas causando la muerte de algunas de ellas de manera tal que en provoca espasmos involuntarios, dificultad para tragar, hablar y caminar, estos síntomas se acentúan dependiendo del grado del desarrollo de dicha patología, esta se clasifica en tres fases siendo la tercera o terminal cuando el paciente cae en cama, esta demente y no tiene espasmos,  la misma no se presenta como tal hasta los 30 o 40 años, existen algunos medicamentos que ayudan a sobrellevar dicha enfermedad pero aún no existe ningún mecanismo ni para curarla ni retardar su aparición. La mayoría de estas patologías presentan una sintomatología similar.

tac

Existen diversas maneras de diagnosticar las diferentes enfermedades neurodegenerativas, lo importante es realizar una visita al neurólogo en caso de que se presenten síntomas inusuales o en el caso de la enfermedad de Huntington si algún familiar es positivo a esta enfermedad puesto a que hay pequeños síntomas los cuales ayudan a su detección temprana. También se pueden diagnosticar mediante exámenes hormonales en el caso de la ELA, resonancias magnéticas y estudios neurofisiológicos que muestren los cambios neurogenicos crónicos, es importante además de todos estos estudios una exploración física completa para poder realizar diagnósticos diferenciales los cuales permitan determinar con exactitud la patología que se presenta.